Cuerpopaisaje

CUERPO-PAISAJE

Cuando vemos que lo que existe, lo que recortamos con la mirada está predeterminado y construido. No hay más paisajes que lo que somos y lo que hay. Nuestro cuerpo en este mundo, que  se encuentra ubicado donde están puestos nuestros ojos y al mismo tiempo que es  un campo que se expande y nos lleva a otro lugar. Un lenguaje cifrado de señales que archivan la memoria del tiempo finito y fugaz.

Ampliada a escala, cualquier motivo corporal este remite a otra imagen, el cuerpo que   se transforma en una pequeña proporción del universo. Ver cómo se agranda un detalle corporal es interesante por la sensación que cualquiera pueda tener frente a esa imagen que a modo de pantalla receptiva aguarda miles de intensidades. Son  mapas cuyas superficies son capaces de generar recuerdos, pero también de retenerlos en forma de detalles, cicatrices, elementos que constituyen el cuerpo. 


La finalidad de este proyecto es comunicar nuevas formas posibles de expresión para establecer una mirada diferente y la posibilidad de producir el deseo de tocar. El contacto físico como la conexión, la forma de comunicación más intensa y primaria de los seres humanos. Porque somos tacto con la totalidad de nuestro cuerpo. Se relaciona la mirada con el tacto, ampliándola hasta abarcar con ella mucho más de lo visual, entre otras cosas  el contacto físico  de lo que está oculto entorno a nosotros. El fin no es la creación de la imagen sino la creación de un sentido mucho más profundo, se pasa de la contemplación a la acción de tocar,  experiencia  interactiva  entre obra y espectador. 

 Memoria de mi Universo 
mapa externo de la piel lunar de un cuerpo determinado






maleta  de viaje  de madera forrada con fieltro de lana natural
libretas moleskine    
dibujo a lápiz y troquel manual
collage de lana fieltrada azul

Mapa interno del Cuerpo 

Geografía del Corazón
Transmisiones eléctricas del corazón








Materiales
Representación de un electrocardiograma
 madera/fieltro/pintura
20X20cm  fondo 1cm
2011

Mapas del Externos del Cuerpo 

Venosidad Variable





                                                                                                                                               

Representación de una variz de la piel
bordado a mano 
hilo de seda natural 
 organza de algodón.
2007
La piel que habito
memoria de mi universo lunar

La piel representa un espacio corporal enfocado bajo la forma de paisaje, como escenario íntimo y cercano de nuestra naturaleza física y psicológica. Habló de la piel como el órgano que nos mantiene en contacto con el mundo,  el soporte de un mapa de signos. La envoltura física, que separa los límites de nuestro cuerpo y sus puntos de contacto con el universo. Enuncia nuestra existencia compleja, frágil y vulnerable. La piel connota algo que va más allá de la superficie de las cosas, se interpreta como un mapa susceptible de recibir constantemente modificaciones accidentales, naturales o artificiales. Describe un inconsciente que es abierto, conectable en todas sus dimensiones, desmontable y alterable. La composición se rige por la morfología y el ordenamiento de los signos, interpretando las variaciones reales de mi cuerpo. Los lunares son los signos que conforman el territorio, una constelación de elementos vivos, son células pigmentarias, además de señales de identidad.
Solo me es posible hablar de lo cercano. Porque solo se conoce y se recuerda aquello que ha dejado una huella sensible. El resultado es mirar y producir el deseo de tocar para evidenciar que ponernos en la piel del otro, es entender que sin los otros no seriamos y que nadie es solo individuo.





Materiales
representación de la geografía lunar de un cuerpo
bordado a mano hilo de seda natural
fieltro  (lana)  
 200 x 200 cm.
2004

No hay comentarios:

Publicar un comentario