Es



Erase una vez, que descubrí que tenía demasiados pájaros en la cabeza, tantos que no pude evitar , buscar una manera para liberarlos de mi mente Necesite darles forma, llamarlos por su nombre y darles un lugar. Y de este modo supe que era feliz. 

Bienvenido a mi   personal planeta imaginario construido con materiales naturales y de uso cotidiano,  utilizando  técnicas artesanales y manuales.

Mi imaginario  trata de romper la rutina y el significado aparente de los objetos cotidianos. La inspiración la encuentro en mi cotidiana doméstica  surrealista realidad, así como en la huella sensible que marcan en mi memoria , los viajes y los libros, como las personas que he conocido y conozco que de algún modo u otro  me han marcado. Descubriendo al mismo tiempo que Las únicas limitaciones están en el propio creador, en su fuerza, inspiración y capacidad.