"SOLO MOVIL" EXPOSICION FOTOGRAFICA COLECTIVA, 71 AUTORES, 162 IMAGENES.





fotografías de Fran Simó

Niñapajaro participa en la colectiva «Sólo móvil», comisariada por Pepe Frisuelos

 nota de prensa el ABC Cultural.


Hace un par de años, Pepe Frisuelos, fotógrafo con más de 40 años de profesión a sus espaldas y comisario de «Sólo móvil», se dio cuenta de que había fotos que la gente iba colgando en sus perfiles de Facebook «que me gustaban mucho y que tenían gran calidad a pesar de aquello para lo que habían sido tomadas». Eso le llevó a hacer una lista de «artistas» favoritos a los que luego lanzó una convocatoria libre (también a través de las redes sociales), invitándoles a generar imágenes con sus teléfonos móviles.

Con el apoyo de la asociación entreFotos, se monta ahora una segunda edición de «Sólo móvil» (mucho más amplia que la celebrada en abril en el espacio de la Real Sociedad Fotográfica), desde el 28 de junio, con 162 imágenes de 71 autores: «Lo que más me ha llamado la atención es la gran acogida que tuvo la convocatoria para participar en ella. La foto para el móvil mueve todo un mundo que no todos conocemos, con sus propias asociaciones y eventos internacionales. En nuestra exposición están representados todos los géneros; hay autores con muy larga trayectoria, que no dejarán sus cámaras tradicionales. También hay mucha gente que se ha acercado a la fotografía gracias al móvil, con creadores que no la han entendido nunca si no es con estos dispositivos».

Imágenes «ingenuas»
¿Se puede hablar entonces de subgénero artístico y fotográfico?: «Es mucho decir, pero sí es cierto que es algo al alcance de todos. Cualquier móvil, por simple que sea, da la posibilidad de hacer fotos con una resolución envidiable, a lo que se suman los programas de retoque o los que permiten ampliar la calidad de los archivos. Si hay algo que yo destaco de este tipo de imágenes es su “ingenuidad”. Me refiero a que como crees que no estás haciendo una “imagen en serio”, la cabeza se desinhibe y permite olvidarse de la rigidez de los equipos profesionales. Y de igual manera que aprendimos a hacer fotos en blanco y negro, a hacer fotos en color, ya pensamos para el móvil».

Frisuelos, que curiosamente no tiene Instagram («no me gusta eso de que mis fotos estén en manos de los demás»), hace alusión también al soporte pantalla: «Invita a meter la nariz en la foto, a volver a recrearse en la miniatura. Se abusó mucho de las grandes ampliaciones en las últimas décadas. Y solo se pierde frescura al positivarlas si no lo haces bien». Sólo móvil pone a prueba todo esto. Casa del Reloj. Madrid. Paseo de la Chopera, 10. Hasta el 20 de julio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario